Préstamos
El BEC concede préstamos en pesos y pesos convertibles destinados a capital de trabajo e inversiones.
Líneas de Crédito
El BEC concede líneas de créditos en pesos y pesos convertibles, destinados a financiar capital de trabajo e inversiones.
Financiamientos para inversiones
Cubre los requerimientos de financiamiento a corto, mediano y largo plazo derivado de las necesidades de los clientes para la adquisición, construcción, modernización, ampliación, reposición o instalación de activos fijos y capital de trabajo necesario para la puesta en explotación del proyecto inversionista.
Emisión y negociación de Cartas de Crédito
Este es uno de los servicios más demandados al BEC por lo que destaca en la estructura de la cartera de financiamientos vigentes.Una carta de crédito es una herramienta de pago que se rige por normas internacionales. Este instrumento permite que una persona o empresa indique a un banco que concrete un pago a un tercero, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones y se presenten documentos tales como la factura de compra, certificados aduaneros, etc.
Avales
El BEC avala efectos emitidos en pesos u otra moneda convertible, los que podrán ser negociables en el territorio nacional y, con autorización previa de Banco Central de Cuba, fuera del territorio de la República de Cuba.
Garantías bancarias
Las garantías pueden tener diversas modalidades y formas de aplicación, lo que está determinado por las características de cada operación
Asesoría financiera
Gracias a sus años de experiencia, las competencias de su personal y el conocimiento acumulado acerca del funcionamiento de la economía cubana, así como sobre los mecanismos y regulaciones vigentes para el comercio exterior, el BEC está capacitado para ofrecer una eficiente asesoría financiera a las empresas nacionales.
Operaciones con Seguro de Crédito a la Exportación
En sentido general las instituciones de seguro oficial de crédito a las exportaciones son entidades creadas bajo el auspicio de los gobiernos, con el objetivo de proveer seguridad a sus exportaciones e incentivar esa gestión, liberándolos en gran medida de los riesgos habituales en el comercio internacional, lo que permite a las empresas exportadoras incrementar sus posibilidades y competitividad.